RSS

Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas

18 Jul

Cuando la pequeña Alicia, aburrida de una larga tarde de verano junto a su hermana y hastiada de los libros sin dibujos ni diálogos, decide perseguir a un conejo blanco con chaqueta y reloj de bolsillo, nos conduce con ella a través de una madriguera, para así caer (sin hacernos ni un rasguño) en el fantástico País de las Maravillas. En este lugar, gobernado por el silogismo y las paradojas, encontramos todo tipo de criaturas y elementos surrealistas: liebres que untan relojes en mantequilla, orugas que fuman cachimba, gatos que se desvanecen en una sonrisa… Tan sólo come de la parte de la seta que te haga adquirir un tamaño acorde a lo que te rodea, olvida quién eras antes de caer por el túnel y sumérgete en un mundo de locura y sinsentido.

She came upon a low curtain…, de John Tenniel

She came upon a low curtain…, de John Tenniel

Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (Alice’s Adventures in Wonderland) o, de forma abreviada, Alicia en el país de las maravillas, es un cuento escrito por el británico Charles Lutwidge Dogdson y publicado en mayo de 1865 bajo el pseudónimo de Lewis Carroll. La historia fue gestada por el matemático como medio para entretener, durante un paseo por el Támesis, a las hermanas Liddell: Lorina Charlotte, Alice y Edith. Fue la segunda de las hermanas la que más entusiasmo mostró en la improvisada narración, por lo que Dogdson decidió dedicarle su obra a la niña y emplearla como modelo para la protagonista de la que en un principio se titularía Las aventuras subterráneas de Alicia. John Tenniel, ilustrador inglés, fue el encargado de culminar la obra con las viñetas que ilustran las andanzas de Alicia durante esta primera obra y su secuela, A través del espejo y lo que Alicia encontró allí.

Lo primero que irá a parar a la cabeza de alguien que oiga hablar de Alicia será, con bastante probabilidad, alguna imagen de la adaptación que Walt Disney produjo en 1951, o de la realizada por Tim Burton más recientemente. Si bien ésta obra ha sido llevada a la gran pantalla en más de una decena de veces, tarea que inauguró Cecil Hepworth en 1903, y ha inspirado todo tipo de obras (musicales, teatrales, literarias, e incluso algún videojuego), no puede olvidarse que, tras todos estos sucedáneos, encontramos una pieza de enorme valor para la literatura fantástica. Aunque Alicia en el país de las maravillas ha sido tradicionalmente catalogada como “literatura infantil”, esta obra presenta numerosas referencias que un público demasiado joven o de poca formación no  podría apreciar. Una muestra de que el público lector de esta obra no queda restringido a los niños es la publicación, 25 años después que la obra original, de Alicia para los pequeños (The Nursery “Alice”), una versión acortada y adaptada para infantes de entre cero y cinco años de edad.

Tied round the neck of the bottle..., de John Tenniel

Tied round the neck of the bottle..., de John Tenniel

En la obra original, Carroll incluye en su narración desde la sátira política o educacional hasta sutiles juegos de palabras e ideas. El autor se permite, en boca de los personajes y por medio de las reflexiones y divagaciones de la protagonista, parodiar canciones y poemas populares e introducir juegos de lógica y enredos matemáticos o lingüísticos entre sus líneas. Además de la cultura adyacente al escritor, en este cuento encontramos plasmados distintos elementos que pasarán a ser populares gracias a Alicia: expresiones como mad as a hatter (“loco como un sombrerero”), mad as a March hare (“loco como una liebre de marzo”) o la metáfora to go down the rabbit hole (“caer por la madriguera”), para expresar la ingesta de drogas alucinógenas –todas ellas siguen siendo expresiones hechas de uso corriente en el inglés actual.

En definitiva, Alicia nos permite no sólo adentrarnos en un mundo de fantasía y alocada (pero dulce) incoherencia, de acertijos sin respuesta, canciones cuyos versos cambian de letra o personajes estrambóticos. No, aparte de melancólicas tortugas falsas, reinas de corazones que juegan al croquet o bebés que se convierten en cerdos, esta historia nos recuerda la inocencia y la fantasía en la que todos vivimos sumergidos alguna vez. Alicia es esa niña capaz de soñar un mundo maravilloso, ilógico y suyo, que aprovecha su infancia al máximo mientras otros se apresuran por crecer. Es, quizás, ese síndrome de Peter Pan que este cuento aviva en el lector lo que nos hace tachar la obra de “fascinante”. Porque todos hemos sido Alicia alguna vez, y vivimos con la esperanza de volver a serlo.

Así fue surgiendo el País de las Maravillas

poco a poco; y una a una

el cincelado de sus extrañas peripecias…

Y ahora que el relato toca a su fin,

también el timón nos guía de vuelta al hogar;

alegre tripulación, bajo el sol que se pone.

¡Alicia! Recibe este cuento infantil

y deposítalo con mano amable

allí donde descansan los sueños de la niñez

entrelazados en mística guirnalda de la Memoria

como las flores ya marchitas

ofrenda de un peregrino

que las recogiera en una lejana tierra.

(Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll, traducción de Jaime de Ojeda)

Elena Sánchez Orta

¿Te ha gustado el artículo? ¿Te empiezan a molestar las lentillas frente a la pantalla y prefieres imprimirlo? Descárgate el Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas. ¡Y no olvides pasarte por los enlaces relacionados!

 
3 comentarios

Publicado por en 18 julio, 2010 en Tintero

 

Etiquetas: ,

3 Respuestas a “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas

  1. Miri

    21 julio, 2010 at 9:02 pm

    😉

     
  2. El alegre ahorcado

    22 julio, 2010 at 11:17 pm

    A solas en la UPO, pero feliz y a la sombra de mi árbol, leo y disfruto una vez más de vuestras reseñas, queridos háchidos. ¡Buen verano!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: