RSS

Los héroes

27 Oct

Aquiles, Clint, Gasol y otros héroes del montón

Aquiles ya no está de moda. En una sociedad como la nuestra, en la que la guerra está lejos (o al menos eso es lo que nos queremos creer), la figura del héroe no puede ser la misma que la de la Antigüedad. Si la guerra no es algo presente y cotidiano, el guerrero no puede ser un modelo de nada.Aquiles está pasado de moda… pero no del todo, ya que quedan reflejos de ese modelo de virtud en las ficciones que nuestra sociedad se inventa. En el cine, por ejemplo, sigue viva esa imagen del héroe épico: ¿Quién no ha visto, por voluntad propia o por accidente, alguna de esas epopeyas de Rambo en el Vietnam, o alguna de Chuck Norris, o de Schwarzenegger (un actor famoso por interpretar a un gobernador de California… o algo así). Aquiles sigue atrincherado entre rollos de celuloide de cuestionable calidad.

Pero también sigue resistiendo la figura del guerrero en otra ficción: el deporte. “Victoria épica”, “El héroe de la noche”, “A la conquista de Europa”. Frases de este tipo pueden encontrarse en las portadas de los diarios deportivos, y sólo con ver este tipo de lenguaje podemos comprobar que en el deporte ha sobrevivido, camuflada, la figura del héroe épico. Los partidos no son más que batallas fingidas en las que el vencedor es el más fuerte, y los deportistas son héroes, ídolos, seres superiores, y como superiores que son, tienen un sueldo superior a lo normal, cosa que nadie les reprocha. ¿Cómo iba nadie a reprocharle algo a Aquiles? Un Cristiano Ronaldo o un Pau Gasol ganan en una semana lo que muchos quisieran en un par de décadas, y no sólo nadie hace por bajarlos del altar, sino que los que más ganan son los más idolatrados.

Es su sinsentido en el mundo real lo que nos lleva a buscar el heroísmo en la ficción, pero el mismo sinsentido da pie a otro fenómeno, al nacimiento de otra figura ficticia distinta al héroe, y que, personalmente, me atrae más: el antihéroe. Ahí quedan los detectives literarios Sam Spade y Philip Marlowe, encarnados por Bogart en el cine, personajes que se movían por los rincones más sórdidos de la ciudad, casi al margen de la ley, que parecían cínicos y amorales, pero que ocultaban unos valores nobles y un heroísmo que sólo dejaban ver al final de sus aventuras. Personajes de este tipo han sido encarnados a la perfección por el octogenario Clint Eastwood: ese pistolero de Spaghetti-western que aún siendo el “bueno” participaba del mismo código moral que el “feo” y que el “malo”, o ese Harry el Sucio, cínico y malhumorado, odiado igualmente por sus compañeros y jefes que por los villanos de turno. Pero el personaje de Eastwood que más me gusta es el de William Munny, de Sin Perdón, un antihéroe cansado de luchar, patético y viejo, que no se atreve, hasta el final, a acabar con los “malos”, y que incluso reconoce en un momento de la película que matar a alguien no es tan fácil.

Bajando a la realidad, no nos topamos con ningún Aquiles, y si lo hubiera no sería reconocido nunca como héroe, sino como un loco peligroso. En nuestra sociedad las cosas no se arreglan a mamporros, y por ello Aquiles queda desfasado. El concepto de heroísmo, por tanto, cambia con los tiempos y las sociedades. Los héroes de nuestro tiempo pueden llegar a ser incluso lo contrario a Aquiles, realizando verdaderas proezas por vía pacífica. Ahí están Martin Luther King, Gandhi y Nelson Mandela, por no mencionar a esos “pequeños” héroes más o menos anónimos que luchan por causas justas sin ánimo de lucro, sólo por deber moral y ansias de justicia.

Después de todo esto, me atrevo a decir que los héroes, como los concebían los clásicos, no pueden existir más que en la ficción. Es más, aunque para un griego de época clásica fuera Aquiles un modelo de virtud –modelo inaplicable en nuestro mundo–, aquel héroe temido por los troyanos no existió; por tanto, no es más que ficción, al igual que Odiseo, Áyax, Héctor, etc. Pues como decía una canción de los héroes musicales de mi adolescencia, los Héroes del Silencio, “el héroe de leyenda pertenece al sueño de un destino”. El héroe no es real, es sueño, fantasía. Los sueños pueden reflejar algo real, algo que se quiere alcanzar en la realidad, pero sólo son sueños. Aquiles es sueño, y los sueños, sueños son.

Moisés Hidalgo García,
H (de Humanidades)

Imprime este artículo, léelo en el metro y traspapélalo entre tus apuntes de Historia descargando el PDF.

Anuncios
 
9 comentarios

Publicado por en 27 octubre, 2010 en Revolutum

 

Etiquetas:

9 Respuestas a “Los héroes

  1. Youknowwho

    27 octubre, 2010 at 10:47 pm

    ¡Genial!¡Cómo se nota el toque “meta”!

     
  2. Miriam

    27 octubre, 2010 at 11:23 pm

    “el héroe de leyenda pertenece al sueño de un destino” entre esto y el final a lo Calderón 😀

     
  3. Angie

    28 octubre, 2010 at 10:55 pm

    Me ha encantado, muy buen estreno, Moi. Solo me queda decirte… ¡Bienvenido a H!

     
  4. Frank

    28 octubre, 2010 at 11:48 pm

    ¡Genial! Me ha encantado tu entrada, sin duda.

     
  5. Tyler

    29 octubre, 2010 at 1:32 pm

    Me ha encantado, simplemente con la referencia a Clint Eastwood en el segundo párrafo ya me ha ganado 😀

     
  6. Moy

    30 octubre, 2010 at 7:51 pm

    Gracias por vuestra háchida acogida

     
  7. Sirena Varada

    2 noviembre, 2010 at 1:12 am

    ¡Que barbaridad! ¡Tu camino hacia el éxito aumenta!
    Me ha encantado!!!!

     
  8. Antonia

    17 noviembre, 2010 at 4:39 pm

    Me parece que la idea que tiene Ortega y Gasset del héroe tiene algo que ver con lo que dices en tu artículo.
    Dice Ortega: “Cuando el héroe quiere, no son los antepasados en él o los usos del presente quienes quieren, sino él mismo. Y este querer ser él mismo es la heroicidad.”
    Creo que cada uno, a su manera, intenta ser un héroe y algunos lo consiguen.

     
  9. Carlos

    19 noviembre, 2010 at 12:34 am

    En serio, es genial, sigue escribiendo así

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: