RSS

Vivir (Ikiru)

05 Abr

1952, Akira Kurosawa

Ikiru (1952), Kurosawa

“Los hombres son frívolos. Ellos se dan cuenta de qué bella es la vida sólo cuando se enfrentan a la muerte. Además, esos hombres son pocos, los peores mueren sin saber lo que es la vida. (…) Su vida hasta ahora ha sido la de un esclavo, ahora está intentando convertirse en su amo. Gozar de la vida es el deber del hombre, malgastar la vida concedida es una profanación contra Dios. El hombre debe ser codicioso en vivir. La codicia es considerada como un vicio, pero esa filosofía ya es anticuada, la codicia es virtud, especialmente aquella que sirve para gozar de la vida. ¡Vámonos, vamos a recuperar su vida malgastada! Yo, con mucho gusto, interpretaré para usted el papel de Mefistófeles, el papel de un buen Mefistófeles que no demanda la recompensa”.

Akira Kurosawa es para muchos el cineasta japonés más importante e influyente de todos los tiempos, siendo un ejemplo de ello la devoción que por él sienten varios de  los directores más reconocidos de Hollywood: Martin Scorcese “se dejó” dirigir por él en una de sus últimas películas, Los Sueños de Akira Kurosawa, y Spielberg, Coppola y Lucas produjeron alguna que otra película del maestro cuando éste pasaba por baches financieros. George Lucas, además, confesó abiertamente que su Star Wars, ahí es nada, está inspirada en La fortaleza escondida, película que el japonés realizó en el año 1958. Pero no fue Lucas el único que se inspiró en Kurosawa exitosamente: tanto el clásico de John Sturges Los siete magníficos, como la primera parte de la mítica Trilogía del Dólar de Sergio Leone, Por un puñado de dólares, son adaptaciones al western (o a su subgénero spaghetti) de películas de samuráis tan famosas como, en el primer caso, Los siete samuráis, y, en el segundo, Yojimbo.

Inspirador de grandes, e inspirado en grandes: El idiota, es una adaptación a la japonesa de la novela homónima de Dostoievski, mientras que Ran y Trono de Sangre son obras dos shakesperianas llevadas al Japón feudal de los samuráis: El rey Lear y Macbeth respectivamente.

Pero en la película de la que quiero hablar, Kurosawa deja totalmente de lado las espadas y el Japón feudal para ofrecernos una historia conmovedora y rebosante de sensibilidad: aquí no hay ningún samurái, sino sólo un hombre perdido en la insustancialidad de la sociedad capitalista, y la única guerra que se nos muestra es la que este patético personaje decide emprender contra sí mismo. Vivir (Ikiru) es, como su propio nombre indica, un canto a la vida, así como una reflexión sobre la felicidad y el carpe diem, enfocando éste, curiosamente, desde la vejez.

El gris protagonista de la película, Kanji Watanabe (Takashi Shimura), ha llevado una vida monótona e insulsa hasta la exageración, en la que el logro más destacable ha sido no faltar en treinta años ni un solo día a su trabajo, un trabajo como funcionario que realiza sin pizca alguna de pasión. Como nos dice la voz en off al comienzo de la película, el señor Watanabe no ha estado viviendo, sino sólo matando el tiempo.

Pero el protagonista reacciona al descubrir que padece un cáncer de estómago que no le permitirá vivir más de seis meses. En el momento en el que Watanabe nota el cercano el aliento de la parca es cuando intenta darle sentido a su vida. Sólo al encontrarse próximo a la muerte empieza a vivir. Watanabe comprenderá, sin decirlo, el sentido del carpe diem: la vida debe ser gozada para que merezca la pena, y por ello intentará sacarle todo su jugo en el poco tiempo que le queda.

Pero el sentido del disfrute no es simplemente, como muchos pueden entender, un hedonismo vacío basado en los deleites más primarios, sino que además de darse la juerga que nunca se había permitido, Watanabe se esforzará por agradar y ayudar a la gente.

Con esta bellísima película Kurosawa nos alecciona magistralmente, incitándonos a que le saquemos el máximo partido a la vida. Todos sabemos que algún día moriremos, y por eso, no podemos dejar que se nos haga tarde para empezar a vivir.

Moisés Hidalgo García,

H (de Humanidades)

Jueves 7 abril

19:00

Sala de grados edif. 7

Bájate este artículo en PDFo visita nuestros enlaces relacionados.

 
5 comentarios

Publicado por en 5 abril, 2011 en Agenda y noticias, La última fila

 

Etiquetas: ,

5 Respuestas a “Vivir (Ikiru)

  1. G.

    5 abril, 2011 at 10:54 pm

    Moi, me encanta.🙂

     
  2. El Alegre Ahorcado

    5 abril, 2011 at 11:08 pm

    Es buenísimo. ¿Se ve la pantalla del cineclub háchido desde mi árbol? Voy a ver.

     
  3. K.A

    6 abril, 2011 at 12:59 am

    Simplemente precioso…

     
  4. Tyler

    6 abril, 2011 at 11:22 am

    Genial, simplemente genial, en serio!

     
  5. Moi

    6 abril, 2011 at 3:55 pm

    Gracias chicos! Nos vemos en la peli

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: