RSS

Borges

27 Ago

Pienso en un tigre. La penumbra exalta
La vasta Biblioteca laboriosa
Y parece alejar los anaqueles;
Fuerte, inocente, ensangrentado y nuevo,
él irá por su selva y su mañana
Y marcará su rastro en la limosa
Margen de un río cuyo nombre ignora
(En su mundo no hay nombres ni pasado
Ni porvenir, sólo un instante cierto.)
Y salvará las bárbaras distancias
Y husmeará en el trenzado laberinto
De los olores el olor del alba
Y el olor deleitable del venado;
Entre las rayas del bambú descifro,
Sus rayas y presiento la osatura
Baja la piel espléndida que vibra.
En vano se interponen los convexos
Mares y los desiertos del planeta;
Desde esta casa de un remoto puerto
De América del Sur, te sigo y sueño,
Oh tigre de las márgenes del Ganges.

Cunde la tarde en mi alma y reflexiono
Que el tigre vocativo de mi verso
Es un tigre de símbolos y sombras,
Una serie de tropos literarios
Y de memorias de la enciclopedia
Y no el tigre fatal, la aciaga joya
Que, bajo el sol o la diversa luna,
Va cumpliendo en Sumatra o en Bengala
Su rutina de amor, de ocio y de muerte.
Al tigre de los simbolos he opuesto
El verdadero, el de caliente sangre,
El que diezma la tribu de los búfalos
Y hoy, 3 de agosto del 59,
Alarga en la pradera una pausada
Sombra, pero ya el hecho de nombrarlo
Y de conjeturar su circunstancia
Lo hace ficción del arte y no criatura
Viviente de las que andan por la tierra.

Un tercer tigre buscaremos. Éste
Será como los otros una forma
De mi sueño, un sistema de palabras
Humanas y no el tigre vertebrado
Que, más allá de las mitologías,
Pisa la tierra. Bien lo sé, pero algo
Me impone esta aventura indefinida,
Insensata y antigua, y persevero
En buscar por el tiempo de la tarde
El otro tigre, el que no está en el verso.

Querido lector, acabas de leer, de imaginar y de perderte entre los versos de Borges El otro tigre, se llama este poema que has saboreado con mimo.

¿Por qué un poema de Borges? Esta semana se han cumplido años de su nacimiento y no podíamos pasarlo por alto, de ningún modo, cómo olvidarlo a él, y a sus Ficciones, a él y a su Ceguera, siéntate y disfruta de este vídeo, de su voz, de cómo siente cada palabra y como cada palabra toma cuerpo:

Y Borges no es sólo escritor, eso lo sabrás ya, es pensador ¿acaso no es cierto que estamos colapsados, saturados de obras literarias? Más bien de textos vacíos que no dicen nada aunque simulen ser completos y estén manchados de tinta, no son nada, sino un castigo, una enfermedad.

Nadie puede leer dos mil libros. En los cuatro siglos que vivo no habré pasado de una media docena. Además no importa leer, sino releer. La imprenta, ahora abolida, ha sido uno de los peores males del hombre, ya que tendió a multiplicar hasta el vértigo textos innecesarios. Borges.

Raquel Silva León

Miriam Sivianes Mendía

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 27 agosto, 2011 en Tintero

 

Etiquetas: ,

2 Respuestas a “Borges

  1. sisisisilva

    30 agosto, 2011 at 10:58 pm

    El fragmento es de “El libro de arena”. Obligatorio. No me gusta explicar los libros. Leedlo.

     
  2. Miriam

    2 septiembre, 2011 at 9:14 am

    Gracias Silvia por incluir la aclaración, no la añadimos a la entrada (¡Ups!). Sin duda no importa que leamos de Borges, sino que lo leamos.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: