RSS

Ser de centro

22 Sep

Mucha gente considera que ser de centro en este país es como votar a Izquierda Unida: totalmente inútil.  A mí, por mi parte, no es que me enfade especialmente  que la gente vote a esta coalición de izquierdas. Tampoco son los 40 grados a la sombra,  que soporto mientras escribo este artículo, los que  me hacen hervir la sangre, no. A mí lo que me repatea es la falta de objetividad política que vivimos en este país.

Afirmar que se es de centro es como decir que los cerdos vuelan, que caen billetes de quinientos euros del cielo, o que los programas de corazón han dejado de existir: nadie te cree.  La televisión política de este país se quedó en blanco y negro, o quizás sea más preciso decir que solo nos llegan dos colores, rojo y azul. El resto de los colores aparecen difusos, como esas pequeñas gotas apenas perceptibles que se desprenden de la brocha de un pintor.

En este país la gente lo tiene claro: o eres de izquierdas o eres de derechas. Y si aseguras que no perteneces a ninguno de estos dos grupos, entonces tienes tres opciones: la primera de ellas es enterrarse, bajo esa capa de polvo que algunos llaman olvido y pasar desapercibido. La segunda de ellas es disfrazarse, aparentar que eres algo que en realidad ni siquiera defiendes, y la tercera más bien te viene impuesta desde el exterior, pues la conciencia española dicta que el centro es un mero abrigo para la gente de pensamientos extremos.

Yo por mi parte, seguiré reafirmándome en mi postura. Pero no digan ustedes que el centro no existe, al igual que no deben ustedes ignorar que hay muchos más colores en nuestro cuadro político. Y lo más importante, no crean nunca que no existimos, pues será en ese momento cuando dejemos de hacerlo.

Diego Gómez Gago,

H (de Humanidades)

Bájate este archivo en PDF.

 
4 comentarios

Publicado por en 22 septiembre, 2011 en Parlamento, política y opinión

 

Etiquetas:

4 Respuestas a “Ser de centro

  1. guillermo PZ

    22 septiembre, 2011 at 10:20 pm

    Buen comentario😀 Totalmente de acuerdo contigo

     
  2. guillermo PZ

    22 septiembre, 2011 at 10:21 pm

    Sigo vuestro blog y lo que comentáis me parece en general sumamente interesante.

    ¿Sois de una universidad? Tengo curiosidad.

    Un abrazo

     
  3. miriamsm91

    22 septiembre, 2011 at 10:22 pm

    Hola, sí Guillermo, somos de la Universidad Pablo de Olavide, y está es la revista de Humanidades de la facultad.

     
  4. Antonio

    3 abril, 2013 at 11:57 pm

    Me parece perfecto todo artículo como el tuyo, que ponga de manifiesto que siguiendo siempre los mismos caminos opuestos no se llega a ningún lado y hay que ser mínimamente inteligente como para saber elegir soluciones de uno y otro lado de la acera sin traicionarse a uno mismo. Me gusta mucho tu artículo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: