RSS

Muelle Oeste

26 Nov

Se hace la oscuridad en el teatro. Todo el público está expectante. Una leve luz nos traslada, sin apenas darnos cuenta, a un viejo muelle abandonado en alguna parte de este enigmático mundo y, en él, aguarda una extraña figura estática, que había estado allí inmóvil incluso antes de comenzar la función. Se inicia el espectáculo y, nunca mejor dicho, “espectáculo”.

La puesta en escena de La escalera teatro resulta asombrosa y fascinante a la vez, sin caer en trillados esquemas o modelos repetitivos que tan a menudo nos causa la sensación del “esto ya lo he vivido antes”. Se introduce en el espectáculo un elemento nuevo, que al principio no parece poseer la más mínima importancia pero que resulta ser la clave del gran dinamismo representativo de la obra: un puñado de viejos neumáticos que los personajes no paran de trasladar de un lugar a otro, como si se tratara de un simple juego. Sin duda, es el uno de los atrezos más originales que nuestros jóvenes ojos han podido observar hasta el momento.

Y es que Muelle Oeste, del francés  Bernard-Marie Koltès, no es precisamente el tipo de representación que estamos acostumbrados a ver. Se trata de una de esas obras que jamás te dejan indiferente y que te invitan a reflexionar acerca del mundo que nos rodea, de las desigualdades existentes en él: las diferencias entre las clases sociales pudientes y las menos favorecidas. Una obra que hace que se desprenda la venda que cubre los ojos de “los de más allá del muelle”, que nos acerca a ese estrato de la sociedad olvidado, recluido en suburbios donde la vida pasa sin que pase nada, hasta que un día las expectativas de cambio llaman a su puerta.

Un hombre y una mujer de apariencia adinerada se adentran en el Muelle Oeste, en plena noche. Él en busca de su muerte. Ella solamente lo acompaña. Todo cambia cuando se cruzan en su camino los habitantes de ese reino olvidado: parias y malditos. La figura de un hombre destaca sobre las demás, Charles, hijo de inmigrantes y plenamente adaptado a su mundo. Pero guarda en su pecho el intrínseco deseo de huir de allí en busca de una mejor vida. Su socio, “el negro”, busca el mismo fin que él. Y, en realidad, todas las personas que los rodean aspiran a un futuro mejor lejos de aquella cloaca. Por esa razón tendrán lugar una serie de enfrentamientos, que acabarán con un trágico desenlace, preferimos reservarnos por respeto a quienes estén interesados en acercarse y conocer en primera persona esta obra.

Debemos, sin duda, agradecer el éxito que tuvo la obra a sus esmerados actores, quienes sacaron lo mejor de sí mismos y quienes pusieron toda su ilusión en sus respectivas actuaciones. Sin duda, este empeño en la puesta en escena es lo más destacable de la obra, porque con un texto tan complicado de interpretar (y si no lo creen, pregúntenle a la actriz que hizo de Cecilia en la obra, Paqui Duque, que recitó una parrafada en quechua que nos dejó boquiabiertos), una mala actuación podría haber convertido la representación en una hora y media tediosa e incluso aburrida.

Los actores supieron sacarle muchísimo jugo a sus personajes, nos mantuvieron en vilo hasta la última palabra y se ganaron una merecida ovación final. Pero nosotros, la gente de letras, que en muchas ocasiones hemos estado inmiscuidos en este mundo, sabemos tanto como los propios actores que la obra no habría llegado a “buen puerto” si careciese de una magnífica dirección. Así que en este sentido, debemos repartir los méritos entre unos y otros.

Muelle Oeste se convierte para muchos de nosotros en una obra altamente recomendable, sobre todo si quienes la representan son los chicos de La Escalera Teatro. No desaprovechen la oportunidad de verla si alguna vez la tienen, y no pierdan la pista a este magnífico grupo, que nos ha sorprendido tan gratamente. Nosotros sí seguiremos su evolución y si nada nos lo impide, os contaremos después si valió la pena (aunque estamos seguros de que sí).

Sara Pérez Fernández-Trujillo

Descárgate el PDF.

 
2 comentarios

Publicado por en 26 noviembre, 2011 en La última fila

 

Etiquetas:

2 Respuestas a “Muelle Oeste

  1. SGF

    14 octubre, 2012 at 7:50 pm

    Me complace haber encontrado esta reseña. Mereció la pena verla….hace ya mucho tiempo. Volvería a repetir.

     
  2. H

    14 octubre, 2012 at 8:15 pm

    ¡Más vale tarde que nunca!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: