RSS

El cine que nos ha acompañado: Número 9

09 Dic

(Número 1 y Número 9 conversando, fotograma de la película)

Número 9  no es simplemente un film de animación, la obra cinematográfica de Shane Acker (su primogénita, tras varios cortos) combina un guión bastante ágil con una escenografía cuidada y un argumento sólido.

El film, aparece al mismo tiempo que  Avatar (de James Cameron) y ha salido mal parada en muchas  comparaciones, pero a su favor se debe decir que son dos películas completamente diferentes y no concebidas de la misma manera, no se pueden comparar, excepto en las técnicas de animación, que por supuesto, cada cual ha empleado oportunamente persiguiendo el fin último de cada largometraje. La película ha sido producida por Timur Bekmambetov y Tim Burton (quien quizá ha bañado un poco la obra con su tan característico toque personal).

Número 9 comienza con el último esfuerzo de un científico por salvar a la humanidad, el anciano investigador se encuentra sumido en la tarea de crear a 9, el último de sus “enviados” para remediar el mal causado al mundo, esa desgracia de la que él mismo ha sido el causante involuntario tras crear una “supermáquina” (esto nos recuerda al padre de la teoría de la relatividad y a la bomba atómica) todo avance y tecnología pero que los humanos no supieron utilizar correctamente. El invento sumió al mundo en el caos: las máquinas se rebelaron contra el hombre y  la tierra se convirtió en  un lugar gobernado por ellas y atrapado entre escombros y ruinas.

9, nacido puro e inocente con el último hálito del científico, se zambullirá en una aventura donde irá creciendo y madurando. Conocerá al resto de creaciones anteriores del científico (cada uno con una característica única premeditada para que funcionen como un sólo órgano) y con ellos tratará de salvar al mundo, y acabar con la “supermáquina”. Sólo ellos pueden conseguirlo.

La película se inspira en escenarios bélicos con aires de la primera y la segunda guerra mundial, retratando un lugar apocalíptico que se consume día tras día. El toque de Burton del que hablábamos con anterioridad, no es sino el halo de misterio y oscuridad que se extiende por Número 9.

Siguiendo con la imagen que ofrece la película, llama la atención la presentación de los personajes, simples muñecos de trapos llenos de remiendos (y más remiendos que les saldrán a lo largo de la película)  pequeños y frágiles,  llenos de bondad, valentía, inseguridad, egoísmo o miedo; posturas que tendrán que limar para trabajar en equipo y lograr aquello para lo que fueron creados: destruir la “supermáquina” y devolver al mundo a su estado anterior.

Número 9 es un puzle que iremos construyendo poco a poco y que no se nos hará tedioso, su acción vibrante nos hará estar pendientes de la pantalla cada momento. Para finalizar, como curiosidad apunto que  film de ficción animada en versión original cuenta con las voces de Elijah Wood o Cristopher Plummer.

Miriam Sivianes Mendía,

(H de Humanidades)

Descárgate este artículo en PDF

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 diciembre, 2011 en La última fila

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: