RSS

Tokio Blues (Norwegian Wood)

28 Oct

Haruki Murakami

—Eres muy bonita, Midori.

—¿Cuánto?

—Tan bonita como para hacer que las montañas se derrumben y el mar se seque.

¿Quién no ha rechazado, o al menos menospreciado, alguna vez una obra artística (libro, cuadro, cómic, película…) por ser japonesa, considerándola demasiado freak? Desgraciadamente la mayoría de los occidentales, e incluso los que nos enorgullecemos de tener una mentalidad abierta y curiosa con esta sociedad multicultural hacia la que está evolucionando nuestro mundo, lo hemos hecho. No obstante, creo que a este respecto Murakami puede darnos una lección inolvidable: Japón es mucho más que la cultura manga (sin ánimo de menospreciar a esta última).

Tokio blues, publicada en 1987, nos transporta a los años 60. El protagonista, Toru Watanabe, que presenta cierta similitud con el héroe de El guardián entre el centeno, Holden Caulfield, nos narra en forma de flashback sus años de juventud y sus primeras experiencias universitarias en la capital nipona. Diversos temas confluyen en esta novela, que ha catapultado al escritor al mercado editorial internacional y lo ha consagrado como autor de culto, llegando incluso a rumorearse en los últimos días que podría ser candidato al Nobel: la soledad, el amor adolescente, la muerte, la hipocresía, la incomunicación, la supervivencia.

Toru es un gran admirador de la cultura occidental, especialmente de la americana: a lo largo del libro encontramos numerosas referencias a autores estadounidenses como Fitzgerald, Salinger y Updike. También la música juega un papel esencial en la historia, hasta el punto de que el propio título original es la traducción al japonés de la canción Norwegian Wood, de los Beatles.

La muerte no existe como contraposición de la vida, sino como parte de ella.

Murakami llega a una conclusión en esta obra: no solo no podemos resignarnos al dolor de la existencia humana, esa tristeza que nos atenaza tras las grandes pérdidas o cuando la certeza de la muerte se hace terriblemente insoportable, sino que debemos intentar aprender algo de él y aceptarlo como parte de la vida. En la revista Letras Libres lo expresaron muy bien: Tokio blues pertenece al grupo “de los libros que habría que leer cada vez que olvidamos cuáles son las cosas importantes de la vida”. Un libro que no ha dejado a nadie indiferente.

Enrique Anarte,

H de humanidades.

Tokio blues

 
4 comentarios

Publicado por en 28 octubre, 2012 en Tintero

 

Etiquetas:

4 Respuestas a “Tokio Blues (Norwegian Wood)

  1. Miriam Sivianes

    28 octubre, 2012 at 1:33 am

    Es necesario dejar de ser tan eurocentristas y abrirnos a culturas inmensas de las que no conocemos nada. Gracias Kike por este artículo ya está en las listas de cosas por leer.

     
  2. Moi H

    28 octubre, 2012 at 2:36 pm

    Sí que estoy harto de escuchar eso de «Uff, una película “de chinos”, no, gracias». Después hacen un remake yanqui con Leonardo DiCaprio y es la película del año.

     
  3. Ángeles

    28 octubre, 2012 at 4:15 pm

    Al parecer el otro día en la clase de Japonés estuvieron hablando del autor, y al decir que era el escritor de “Tokio Blues”, José dijo que le sonaba. Le sonaba por esta reseña, que había visto pululando por corrección. Las cosas que nos llaman la atención se nos quedan grabadas.

     
  4. Miriam Sivianes

    31 octubre, 2012 at 7:05 am

    Bueno puede ser la película de año o la basura del año hahaha no está basada en ninguna asiática pero Vanilla Sky es un remake de una española, y es basura….

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: