RSS

Musso sí, Moccia no

04 Jun

et après MussoTodo lo que han tocado se ha convertido en oro. Sus obras son best seller en todo el mundo e incluso se han comprado los derechos para hacer películas que todavía no se han grabado. Guillaume Musso y Federico Moccia han sido dos de los autores más leídos en los últimos tres años, pero, ¿por qué Musso, aunque comercial, sí merece la pena, mientras que Moccia no?

Las novelas de Musso hablan de amor y de misterios, dibuja a sus personajes y no los hace planos. Más allá de la historia de amor, hay otras tramas secundarias, que enganchan, hay música y cultura, conocimiento y acción. Es una lectura adecuada para los jóvenes o para el que se inicia en una lengua extranjera y desea seguir con facilidad el hilo de la historia, sin demasiadas complicaciones léxicas.  Sin embargo, su público es mucho más amplio y no se limita únicamente a estos dos perfiles de lector.

Es cierto que Guillaume Musso es un autor comercial, pero es joven y ha mostrado versatilidad en sus distintas novelas, sin contar una y otra vez la misma historia. Es un escritor formado y culto, que deja entrever ese bagaje en sus textos. El contraste pueden mostrarlo sus novelas Et après? y Que ferais-je sans toi?, que os animo a leer y, si podéis, en francés.  No nos ahogará con hojas y hojas vacía, de diálogos inútiles como Moccia. Sus diálogos son vivaces y en ellos no reposa toda la trama, sino que la comparte con los períodos descriptivos, casi inexistentes en Moccia. Musso es un buen narrador, un novelista novel que acierta.

MocciaSin embargo, Moccia… no os gastéis ni un euro en sus libros. Sus personajes son planos y, además, denota cierto machismo en el trato o el puesto que otorga a la mujer. Tras la trama de amor, no hay más, ni aunque lo intentara. Con sus “novelas”, nos enfrentamos a unas seiscientas páginas de encuentros y desencuentros forzados, falsos. Sin chispa, sin trasfondo, repetitivo… es mejor ponerse cualquier telenovela que sumergirse en esta lectura, hasta el extremo de deciros que es mejor ver Telecinco.

Moccia intenta ser sentimental o profundo y lo que logra es repulsión en el lector que habitualmente se entrega a este tipo de lecturas.  Con suerte será de esos autores que, pasado un tiempo, la gente olvida, puesto que carece de calidad literaria e imaginación.

 Tal vez se haya visto obligado a cumplir dictámenes de sus agentes literarios y que algún nos sorprenda con un auténtico libro. Si de verdad estáis interesados en leerlo, no lo hagáis, ved la película. Os daréis cuenta de que es esa historia que nos han contado mil veces, que está hueca, vacía, poco más que cartón piedra.

Y a todos los que habéis leído a Moccia, mi más sentido pésame, yo también lo he sufrido, pero como dicen,  de los errores se aprende.

Por ello, Musso sí, Moccia no.

Miriam Sivianes Mendía,

H de Humanidades.

Musso sí, Moccia no

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 4 junio, 2013 en Tintero

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: