RSS

Ecoescritura

16 Jul

Buenas Berta, es un placer para nosotros poder entrevistarte y conocerte un poco mejor.  Primero vamos a presentarte tal y como te presentas en tu blog Ecoescritura

Quién es  Berta, en Palabras de Berta:

“Licenciada en Ciencias de la Comunicación, he cursado estudios de Corrección profesional de textos y tengo más de diez años de experiencia profesional en el ámbito de la comunicación y las letras: coordinación de campañas publicitarias, organización de eventos, departamentos de comunicación, redacción de todo tipo de textos, corrección profesional, escritura de cuentos infantiles, etc. También me gusta transmitir mis conocimientos en cursos de formación tanto colectivos como personalizados”

¿Berta, cómo surge Ecoescritura? ¿Qué objetivos tiene?

Ante todo, me gustaría saludar a los lectores de vuestro blog y agradeceros que hayáis contado conmigo para esta entrevista. Respecto a vuestra pregunta, Ecoescritura tuvo como antecedente un blog que bauticé con el nombre de A por las faltas. Me había quedado en desempleo (que no parada, que nunca lo he estado) y me decidí a emprender un proyecto que me permitiera seguir aprendiendo cada día más sobre el apasionante mundo de las palabras, así como compartir mis humildes conocimientos con todo aquel que estuviera interesado. El blog funcionó y pensé dar un paso más obteniendo mi propio dominio y dotando al proyecto de una estructura un poco más empresarial.

portada_ti-¦tuloMis objetivos han estado siempre orientados por mi pasión por las palabras. Me duele bastante (aunque no soy una talibana ortográfica ni nada parecido) encontrarme con numerosas faltas ortográficas en cualquier tipo de comunicación, ya sea personal o profesional, y me siento más tranquila aportando mi granito de arena para intentar erradicar ciertos fallos demasiado frecuentes que estropean nuestra preciosa lengua. Poco a poco he ido analizando las necesidades actuales y, hoy por hoy, me siento muy comprometida con ayudar a los escritores noveles a hacer sus sueños realidad, así como dar apoyo a las empresas pequeñas que no tienen recursos suficientes como para tener en su propia estructura especialistas en comunicación, redacción y corrección.

Ahora hablemos un poco de tu faceta como escritora. Publicaste recientemente un  libro de relatos ¿cómo surgió este proyecto? Háblanos un poco de tu libro.

Sí, efectivamente, a finales de 2012 salió a la luz Como tú y como yo, un libro que contiene trece relatos (ya veis que no soy para nada supersticiosa). La idea del libro surgió como un reto de entre los muchos que me gusta marcarme continuamente para crecer y progresar. Durante muchos años fui profundamente tímida con mis escritos y muchos de ellos descansaban bajo llave en cajones a los que nadie tenía acceso. Sin embargo, un día pensé que si esas ideas que me inspiraron para escribir cada historia fueron lo suficientemente fuertes como para atarme a una silla las horas y horas de esfuerzo que exige la tarea creativa, quizás había algo en ellas que debía ser compartido.

Como tú y como yo está compuesto por historias de superación, recoge las vivencias de héroes cotidianos que están continuamente luchando por ganarle la batalla a las durezas de la vida; por superar sus circunstancias; por mejorar tras sus errores…, pero no es para nada un libro triste, sino todo lo contrario: está lleno de esa luz que tanto necesitamos en estos tiempos difíciles que nos está tocando vivir. Digamos que la posibilidad de que a una sola persona le ayudara el ejemplo de alguno de mis personajes, me dio las fuerzas para superar el miedo a las críticas y a las dificultades de la autoedición.

¿Cuál de los relatos es tu preferido? Si es que tienes alguno, claro… y explícanos por qué.

Esta pregunta es difícil, pero ¡me gusta! Creo que mi preferido es Bajo el lapacho rosado, el primero. El porqué es que en él hago mi particular homenaje a todas esas personas que abandonan sus lugares de origen y vienen a nuestro país a realizar trabajos muy duros, prestándonos una ayuda inestimable con nuestros ancianos, enfermos, niños… Su aportación me parece tan valiosa que necesitaba expresarlo y agradecerlo de alguna manera, y surgió este relato. Es una historia que habla del amor y el desengaño más profundos, del sentimiento de culpa que oprime el pecho y limita nuestras vidas, pero al mismo tiempo de la posibilidad de redimirse y hacer algo noble, de la amistad y del poder del perdón…

¿Cómo es salir ahí fuera, al mundo de la edición por tus propios medios? ¿Es muy complicada la auto publicación?

Si dijera que sacar a la luz un libro es fácil, estaría engañándome a mí misma y a los lectores. Casi todo lo que merece la pena en la vida supone un esfuerzo, un trabajo intenso, constancia, dedicación…, pero los resultados merecen la pena, eso sí que puedo decirlo con una seguridad rotunda. Para mí lo más difícil fue abandonar el texto (darlo por terminado es imposible), no sé cuántas veces habré leído y releído sus páginas, autocorregirse es una tortura que no le deseo ni al peor enemigo🙂 Quizás, también me costó aceptar que si quería un resultado profesional (suelo ser muy exigente), tenía que contar con buenos especialistas para todo aquello que no controlaba, lo cual exige un desembolso que al principio puede asustar, aunque eso sí, ¡merece la pena! y, pronto (al menos en mi caso), se recuperan con creces. Quizás esto fue lo que hizo que me diera cuenta de que tenía que enfocar Ecoescritura hacia la ayuda a todos los escritores noveles que se encontraban en mi misma situación.

Cuéntanos qué más te traes entre manos que seguro que andas metida en proyectos muy interesantes.

La verdad es que sí, doy clases de escritura creativa; estoy preparando para una editorial un libro técnico (con un enfoque muy dinámico y original) sobre cómo afrontar una obra literaria; y como no podía ser de otra manera,  estoy trazando los primeros pasajes de la que será mi primera novela, de la cual ya tengo el tema central y al protagonista dándome tirones de oreja para que no lo deje de lado. Asimismo, Ecoescritura sigue creciendo, con la incorporación de dos grandes profesionales al equipo, lo cual nos permite trabajar más y mejor por generar nuevas ideas. También continúo con la escritura de cuentos infantiles para el proyecto Didop Educación para el Optimismo, el cual os invito a conocer. Y más cosillas que aún no se pueden contar, vamos que, como os decía anteriormente, yo no sé lo que es quedarse “parada”.

Miriam Sivianes Mendía

H de Humanidades

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 julio, 2013 en Revolutum

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: