RSS

Archivo de la categoría: Tintero

Simone y Sartre

CEMENTERIO H

Imagen de Alejandro Bolaños- Simone de Beauvoir y Sartre

Fotografía de Alejandro Bolaños

Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 diciembre, 2014 en Tintero

 

Etiquetas: , ,

Cuando el inexorable paso del tiempo

Cuando el inexorable paso del tiempo

cause estragos en mi ser,

Holly, de Suzie Sparkle

Holly, de Suzie Sparkle

y al contemplarme en el espejo,

solo advierta el reflejo de lo que antaño fui;

cuando los recuerdos se fundan en mi memoria

y me impidan discernir:

solo las reminiscencias del amor añejo

mantendrán el latir de mi corazón.

Y mi alma, ayer turbada,

será cuna del dulce sosiego.

Laura Perejón Guisasola

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 diciembre, 2014 en Tintero

 

Etiquetas:

Yo que tú

Entre nuestras últimas entradas no podía faltar una reseña de nuestra fiel compañera y escritora insaciable Miriam Sivianes.

Yo que tú, manual de gramática y poesía es una joya que no muchos conocen, pero que merece la pena conocer, ya sea porque te llame la atención el diseño de su portada o porque te dé quebradero de cabezas su subtítulo y pienses: «¿gramática y poesía…?, ¿es posible?». Pues sí, es una mezcla explosiva, sigue leyendo.

 Juan Vicente Piqueras, jefe de estudios del Instituto Cervantes en Argel (o eso dicen por París), que ha viajado y vivido a las anchas de la geografía, nos presenta un poemario en el que funde dos mundos que ama y conoce por igual: el de la normativa ¿rígida? de la gramática y el de la libertad creadora de la poesía. Piqueras ya ha publicado anteriormente otros trabajos como La palabra cuando, Premio José Hierro 1991, o La hora de irse, Premio Jaén de Poesía. Como veis, es todo un experto en el arte del verso. Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 diciembre, 2014 en Tintero

 

Etiquetas:

Las chicas de la Facultad

Relato corto de Marcelo para hacernos la semana más llevadera…

Las generalizaciones son, para nuestras historias, lo que un barniz final es para la capa pictórica de un cuadro. Si miramos el cuadro color a color perdemos de vista el conjunto, vemos manchas, pequeñas historias que de tan reales y cercanas nos atrapan y nos hacen perder la sensación de abarcar el total. Aun a riesgo de homogeneizar tanto los matices llegamos a percibir una imagen irreal, pero que es la que verdaderamente nos interesa desde el punto de vista narrativo.

Hablar de las chicas de la Facultad es una de esas generalizaciones. De todas ellas en su conjunto, del turno mañana y de la noche, una verdadera aberración sociológica pero un divertimento para nuestros recuerdos estudiantiles. Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 noviembre, 2014 en Tintero

 

Etiquetas:

Asociaciones permanentes

Hoy os traemos una selección de poemas de Kevin Ávila Rodríguez, acompañados por la serie de fotografías Asociaciones permanentes del mismo autor

I
Ven a mi lado para mostrarte cómo crecen los árboles en la montaña,
que te tomen con su resplandor, que te inspiren.
Este es el lugar donde nace el Universo, frente a tus ojos.
Ya eres tu padre y tu madre,
ya eres tu montaña.
Aparta la mirada de la tierra y del cielo,
comienza el tiempo de creer.

Serie- Asociaciones permanentes -8

Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 noviembre, 2014 en Tintero

 

Nacimos

Ideas por nacer- Susanamunay  imagen para poema de Miguel A

Ideas por nacer
Susana Munay

Como árboles, sobre tierra sembrados.

Como árboles, semillas y raíces.

Como árboles, torcidos y bellos.

 

Es la vida; son los instintos.

Es el mar; eternos aullidos.

 

Cae la noche; el incienso prende.

Columnas de fuego hacia el cielo

ascienden.

 

Ahora soy; ahora comprendo.

Hemos nacido; el tiempo ha muerto.

Miguel Ángel Blanco

H de Humanidades

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 marzo, 2014 en Tintero

 

Casa de muñecas (Henrik Ibsen)

El noruego Henrik Ibsen nos ofrece una obra teatral donde da muestra de los valores que perseguía en vida. Si bien él nunca se sintió parte del movimiento feminista, sí tenía claro que la mujer y la mujer madre tenían un rol importante, que no podía ser arrebatado por la sociedad ni por el hombre. Una obra sencilla de leer, rápida y envolvente en una atmósfera de felicidad engañosa.

libro_1368544638Nora Helmer, la esposa del señor Helmer, es una persona un tanto cínica, superficial, un juguete que distrae, como ella misma acabará definiéndose; un juguete con el que todos juegan, un juego del que formará parte ella adaptándose a él. Bajo el corazón de esa “alondra cantora”, es una mujer aguda y seria, con carácter, cansada del juego al que acabará renunciando, una vida familiar y matrimonial impuesta por alienación y que cambiará por el camino de la libertad. Renunciará al estatus social que posee y que durante tanto tiempo persiguió, renunciará a las comodidades de una “vida fácil” por un camino más intrigante, donde la única protagonista y su única ocupación será ella misma. Renuncia a sus hijos, porque no está capacitada para educarlos, porque no sabe quién es ni qué quiere. Quién sabe si terminará volviendo del nido del que parte, quién sabe si la alondra se vuelve un pájaro despierto que decide su propio vuelo.

Casa de muñecas es un canto a la libertad de las mujeres. Mujeres que viven como si fueran muñecas, como si todo el guión de su vida estuviera escrito de antemano por otras personas, que las tratan como si fueran inútiles, quizá porque nunca le dieron las llaves de la libertad y solo miran sentadas, divertidas y ausentes cómo otros agitan la bandera de cuadros, siempre desde la grada, como el elemento que no participa, pero sin cuyo papel sería imposible el juego.

Irene Bela Flor

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 marzo, 2014 en Tintero

 

Etiquetas: